Antoni Abad lanza la red social Punto de Vista Ciego

R. BOSCO / S. CALDANA – Barcelona – 04/01/2011

“En teoría es un semáforo acústico, pero no funciona. Tardan meses en arreglarlos”. El comentario audio acompaña una foto de la esquina entre las calles Mallorca y Roger de Llúria, en Barcelona, y su localización en Google Maps. En otro lugar se indica que “unas jardineras molestan el acceso a un paso peatonal para invidentes”. En la web Punto de Vista Ciego, una red social concebida para personas ciegas o con visión reducida, ya hay decenas de indicaciones que forman una cartografía de Barcelona a medida de invidentes. Se trata del último proyecto de Antoni Abad, un artista que utiliza las nuevas tecnologías para dar voz y visibilidad a los colectivos más desfavorecidos.

Punto de Vista Ciego se basa en un software para teléfonos móviles con GPS integrado, realizado por Lluís Gómez y un sitio web especialmente adaptado para personas con discapacidad visual, elaborado por Eugenio Tisselli. Estas dos herramientas permiten a los participantes grabar y publicar en Internet textos, imágenes y sonidos (geolocalizados por Google Maps) de obstáculos y barreras arquitectónicas -y también ejemplos de buenas prácticas- con los que se encuentran en su vida diaria. El proyecto es una evolución de Barcelona *Accesible, una red para personas con discapacidades motoras, que le valió a Abad el premio Golden Nica en el apartado Comunidades Digitales de los prestigiosos Ars Electronica Prix de Linz (Austria).

“Para los ciegos la tecnología es fundamental, pero al principio produce cierto rechazo porque el aprendizaje es más largo y genera frustración. Además, había el problema de las fotos. Sabemos que vivimos en una sociedad de imágenes y entendemos su importancia para explicar la situación que queremos denunciar y para establecer un puente con los videntes, pero nos costó empezar a utilizar la cámara”, explica Meritxell Aymerich, con 29 años y una licenciatura en Periodismo.

Aunque el programa instalado en el teléfono le comunica oralmente el lugar donde se encuentra, antes de publicar una imagen Aymerich prefiere que alguien de su confianza verifique que ha conseguido captar exactamente lo que se proponía. Sin embargo, desde los móviles es posible enviar instantáneamente las fotos a la web del proyecto, acompañándolas con breves explicaciones orales o textuales. “Tengo un programa que me lee la información, pero aún hay pocas webs que incluyen descripciones de las imágenes”, explica Aymerich. “El prototipo ya está preparado para realizar comparaciones entre ciudades”.

Abad, que cuenta con el apoyo de la Fundación La Caixa y del Centro Cívico Golferichs, incita a transmitir experiencias y relatos de su vida diaria, para ofrecer a los videntes una idea más amplia de los problemas cotidianos de este colectivo.

 

http://www.elpais.com/articulo/Pantallas/Antoni/Abad/lanza/red/social/Punto/Vista/Ciego/elpepirtv/20110104elpepirtv_2/Tes